PX-lemonEngordar es una de las preocupaciones o miedos de la gente que quiere dejar de fumar. Es de conocimiento popular que cuando uno deja de fumar, coge unos o muchos kilos, pero vamos a ver qué hay de cierto en esto y qué puedes hacer para dejar de fumar controlando tu peso.

¿Cuáles son los motivos que explican que se engorde cuando dejas de fumar? 

  1. Por un lado, la nicotina tiene el efecto de aumentar ligeramente el metabolismo. Cuando dejas de fumar, tu tasa metabólica vuelve a la normalidad. Así que si tu ingesta de alimentos es la misma que cuando fumabas, eso hará que ganes algún kilo.
  2. Por otro lado, la nicotina, reduce el apetito y altera tus sentidos del olfato y del gusto, por lo que cuando dejas de fumar, puede que te apetezca más comer.
  3. También, y como factor muy importante, la ansiedad que causa el dejar de fumar y la necesidad de tener algo en la boca puede hacer que se coma mucho más de lo que se hacía cuando se fumaba y que se tienda a optar por alimentos poco saludables.

 ¿Qué puedes hacer para evitar ganar kilos cuando dejas de fumar?

1- Come de manera saludable. Si no lo hacías, es un buen momento para empezar poco a poco. En este artículo te cuento cómo puedes hacerlo. También puedes descargarte mi guía Cómo alimentarte para estar al 100%. Guía para planificar y llevar una alimentación saludable. No hace falta estresarse, dejar de fumar en sí ya es un proceso exigente, pero sí que puedes ir haciendo pequeños cambios que te acompañen hacia esta vida más sana que quieres vivir.

2- Come despacio y conscientemente, dejando los cubiertos entre bocado y bocado.

3- Haz ejercicio. Durante el proceso de dejar de fumar, es un gran aliado ya que te puede ayudar mucho a controlar tu ansiedad y a encontrarte bien. Si llevabas una vida sedentaria, empieza por salir a caminar cada día 10 minutos y ves incrementando poco a poco.

4- Busca alternativas saludables para pasar la ansiedad y las ganas de fumar. Recuerda que suele durar sólo de 1 a 5 minutos. Puedes dar un paseo, bailar, ponerte música, hacer respiraciones profundas, visualizarte tranquilamente en la playa o en la montaña, hacer malabares, llamar a un amigo…

5- Si picas, escoge opciones saludables: zanahoria, pepino, pimiento, tomates cherries, (también puedes optar por los chicles o caramelos sin azúcar).

6- Céntrate en hacer las cosas que te gustan y que te hacen disfrutar. Cuando dejas de fumar, es muy importante que centres tu atención en otras cosas que no sean el tabaco. Busca un rato cada día para disfrutar.

Recuerda, está científicamente demostrado, que los riesgos de fumar son muchísimo mayores y muy graves para tu salud que aumentar algunos kilos. Así que aunque es muy importante estar en tu peso sano, es imprescindible que dejes de fumar ya. Si necesitas ayuda para hacerlo, el programa Libérate del tabaco controlanto du peso te puede interesar.

¿Cuál es tu experiencia?  ¿Conseguiste dejar de fumar controlando el peso? ¿Engordaste al dejar de fumar? ¿Fumas y este es uno de tus miedos para dejarlo?