Seguramente, si estás leyendo este artículo, eres de l@s que a pesar de haber hecho miles de dietas, sigues sin poder alcanzar y mantener tu peso sano.

Y una cosa está bien clara. La clave para llevar unos hábitos saludables que te ayuden a estar y quedarte en tu peso, está en la mente. Especialmente en el ambiente en el que vivimos en el mundo occidental. Estamos rodeados de comida poco sana, nuestra vida nos empuja al sedentarismo y llevamos un ritmo muy acelerado… Así que necesitamos una mente entrenada para vivir y disfrutar una vida saludable.

En este artículo quiero hablarte de un mindset (modo de pensar) que es muy frecuente entre las personas que quieren perder peso y que les impide conseguirlo.  Se trata de lo que yo llamo “de perdidos al río”. El concepto de “ya que lo hecho mal, lo sigo haciendo fatal hasta que vuelva a empezar…”.

Algunos ejemplos:

  1. Cómo hoy por la mañana me he comido 3 magdalenas de las que ha traído María al trabajo, comeré pasta carbonara y cenaré un bocadillo… Mañana empiezo en serio…
  2. Hoy es fin de semana y tenemos una barbacoa… Me como todos los ganchitos ya empezaré el lunes…
  3. (y el peor) Estamos en noviembre… no voy a empezar a cuidarme ahora si en nada ya estamos en Navidad. Juro que el 1 de enero empiezo la dieta.

Debajo de este mindset, hay una fuerte creencia de que tenemos que hacer las cosas perfectas, siempre. Que para perder peso, debemos hacer una dieta estricta y sacrificada y no saltárnosla por nada del mundo… Que esta es la única manera de conseguirlo…

Pero ya puedes ver que esté mindset no te ayuda, no te sirve para conseguir tus objetivos.

¿Qué puedes hacer entonces para no dejarte llevar por esto de “de perdidos al río”?

Para empezar tener muy, muy claro que cada elección es importante, por pequeña que sea. Llevar una alimentación saludable que te haga sentir fantástica y en tu peso es una suma de muchas decisiones que tomamos cada día. Todas estas decisiones son esenciales. Pon atención y decide en cada ocasión.

No tienes que hacerlo perfecto, céntrate en mejorar cada día y en celebrar todo aquello que haces bien. Tampoco consideres cada “fallo” como una excusa para tirar la toalla. Para conseguir tus objetivos hay que trabajar en ello y no un día ni una semana… Unos hábitos saludables tienen que acompañarte para el resto de tu vida.

En el próximo artículo te hablaré sobre otro mindset que también te está impidiendo perder peso…

Ahora cuéntame tu… ¿te sientes identificada en este modo de pensar?