¿Te pasa que tienes muy claro qué tienes que comer de manera saludable, hacer ejercicio, no estresarte, dormir más… pero por mucho que lo sabes no hay manera de que lo hagas?

Seguro que sí y no estás solo, pasa mucho y a muchos.

¿Por qué nos cuesta tanto pasar de la teoría a la práctica con nuestros hábitos?

En este artículo voy a hablarte de varios de los motivos que hacen que hacer estos cambios nos sea muy difícil.

 

MOTIVO Nº1: te centras más en tu salud que en tu bienestar

Normalmente, cuando piensas en mejorar tus hábitos, lo que tienes en mente es tu salud. Sabe¡s que debes hacerlo para evitar desarrollar enfermedades crónicas y para llegar a viejos en condiciones. Tienes muy presente toda la ciencia que indica que los malos hábitos de salud están estrechamente relacionados con enfermedades como la diabetes tipo 2, las patologías vasculares, el cáncer y que si te cuidas poco tienes muchas probabilidades de morir antes.

Pero mirar a tan largo plazo es algo que no acostumbra a funcionar. Cuando tienes delante una caja de donuts es difícil pensar en lo que estarás haciendo en 10 años…

Muchas veces te olvidas de algo también muy importante además de tu salud. TU BIENESTAR. Llevar un estilo de vida saludable te ayuda AHORA. Te hace tener más energía, te hace estar más despierto y contento. Lo que comes, lo que te mueves, cómo descansas, tu nivel de estrés te están afectando ahora y en cada uno de los momentos de tu día. ¿O acaso no has notado cómo estás al día siguiente de dormir pocas horas? ¿No te has fijado en cómo te encuentras después de una de esas comidas extra copiosas y con un mega postre azucarado?

IDEA: céntrate en cambiar tus hábitos para sentirte y encontrarte mejor HOY.

MOTIVO Nº2: el entorno no acompaña

Llevar una vida sana hoy es ser un poco friki e ir contracorriente. Por suerte es algo que está cambiando y cada vez somos más las personas que nos preocupamos y ocupamos de tener unos hábitos saludables. Pero la verdad es que estamos rodeados de comida perjudicial para nosotros (el 80% de los productos del supermercado lo son) y además está a nuestro alcance 24h al día, 365 días al año. La manera en la que vivimos nos ha convertido en seres muy, muy sedentarios y muy, muy estresados que ni siquiera tenemos tiempo para dormir. Lo peor es que llevar una vida insana es tan “habitual” que parece que es lo normal y nadie se extraña de que un niño desayune cola cao con galletas pero sí que lo hacen si desayuna garbanzos.

IDEA: se muy consciente que el entorno no te ayuda, pero que tu quieres tener nos hábitos saludables

 

MOTIVO Nº3: cambiar tus hábitos necesita energía y empeño

Los hábitos son una estrategia que tiene nuestro cerebro para ahorrarnos energía. Son cosas que hacemos de manera regular y que nos salen de manera automática, sin pensar. De este modo, si quieres cambiar tus hábitos tienes que invertir tu energía en tomar conciencia de lo que estás haciendo ahora, hacer algo diferente y repetirlo, repetirlo, repetirlo con intención, hasta que se convierta en un nuevo hábito y ya te salga de manera automática. Es algo en lo que se tiene que trabajar y tener la paciencia de seguir dedicando energía y tiempo hasta que hayamos conseguido el cambio que deseamos.

IDEA: comprométete a dedicar tiempo y energía a conseguir un estilo de vida saludable

MOTIVO Nº4: no tienes muy claro lo que tienes que hacer

Se da hoy un fenómeno curioso porqué por un lado existe esta consciencia social de la importancia de cuidarse y por el otro hay una sobreabundancia de información sobre estos temas. Esto muchas veces hace que te quedes paralizado porqué no tienes claro si los yogures son buenos o malos, si tienes que hacer cross fit o yoga o si te conviene hacer la siesta o no.

Y aquí tienes que tener en cuenta dos cosas muy importantes . Por un lado, cada uno debe encontrar los hábitos que le sirvan, disfruten y le duren para siempre. No me canso de decirlo y es algo en lo que trabajo a diario con mis fantásticas alumnas y clientas. Cada uno de nosotros tiene que encontrar la manera de comer, moverse, descansar y gestionar sus emociones óptima y duradera. Por otro lado, debemos ser muy críticos con toda esta información que nos rodea. Hay muchos falsos mitos y mentidas circulando, incluso muchos profesionales sanitarios no están actualizados y sus recomendaciones no se basan en la evidencia científica más reciente.

En muchos casos puede ser necesaria la ayuda de un profesional para impulsar estos cambios, un coach, un dietista o un entrenador personal. En este caso es esencial asegurarse de trabajar con un buen profesional que esté completamente actualizado en su ámbito.

IDEA: busca información de confianza y utiliza ayuda profesional si la necesitas

 

MOTIVO Nº5: escoges la comodidad a la responsabilidad

Decidir cuidar de tu cuerpo y tu mente y llevar un estilo de vida saludable es responsabilidad tuya, exclusivamente tuya. Las consecuencias de no hacerlo son también tuyas, exclusivamente tuyas y además afectan a todos los que te rodean. Si no te cuidas, no estás bien y tu salud se resiente por lo que tu vida no es todo lo completa que podría ser… Pero muchas veces es más fácil hacer lo que hace todo el mundo, hacer lo de siempre y seguir como siempre…

IDEA: cuida tu cuerpo y tu mente, es tu responsabilidad

Hasta aquí los cinco motivos que te están poniendo difícil pasar a la acción. ¿Te identificas con alguno?