LO QUE TIENEN EN COMÚN ESAS MUJERES QUE VES ALGUNAS VECES (POCAS) EN UNA FIESTA PASANDO DEL PASTEL TAN PANCHAS (Y LUEGO SE MARCHAN CONTENTAS A PILATES) MIENTRAS TÚ LLEVAS YA 5 TROZOS, TE DUELE LA BARRIGA Y EL SENTIMIENTO DE CULPA NO PARA DE CRECER.

Si te sabes la teoría pero eres incapaz de pasar a la práctica y ves con impotencia como los kilos no paran de subir, te voy a contar como puedes conseguirlo. Y sin sentirte sacrificada.

Y sé que va a sorprenderte lo que te diré.

El súper poder de esas mujeres no es la fuerza de voluntad. Luego te cuento porqué la fuerza de voluntad no es lo que necesitas para cuidarte ni para perder peso de verdad.

Antes permíteme que te cuenta la curiosa y repetitiva historia increíble de las pastas en la oficina que pierden todo su poder de atracción.

Digo curiosa porqué es un fenómeno extraño en si mismo.

Y digo repetitiva porque me la han explicado prácticamente calcada el 90% de las alumnas que he tenido. (Y el otro 10% no trabaja en una oficina 😉 )

Para explicártela, voy a ponerte el ejemplo de Eva.

Eva es una mujer con mucho trabajo y poco tiempo. Siempre va corriendo.

En su oficina, casi cada día, es el cumpleaños o el santo de alguien y hay pastas en la oficina. De crema, de chocolate, grandes, pequeñas, de todas formas y colores.

Eva cada día se levantaba prometiéndose a si misma que a partir de ese día, no se comería las pastas. Nunca más.

Y además, por la tarde iría al gimnasio, se decía. (Ese que estaba pagando desde hacía más de un año y había ido 3 veces).

Pero solo conseguía aguantar, usando toda su fuerza de voluntad, hasta las 10:30h de la mañana.

A esa hora un monstruo se apoderaba de ella y se lo comía todo. Primero una pasta, luego otra y así hasta 7. Dolor de barriga nivel máximo.

Ya puestos, se pedía para comer los macarrones y el bistec con patatas fritas, de postre un flan. Todavía más dolor de barriga.

Y al llegar a casa (olvídate del gimnasio), agotada, de malhumor, cabreada consigo misma, cocinaba una pasta a la carbonara que los niños se la comían sin quejarse.

Y eso un día tras otro, tras otro…. Tras otro.

Estaba frustrada, desesperada, enfadada con ella y con el mundo. Harta de su incapacidad de cuidarse.

Con un sentimiento de culpa que iba in crescendo, y le pesaba cada vez más, al igual que lo hacía su peso, que había alcanzado niveles muy preocupantes nunca antes vistos.

Se sentía hundida y muy cansada de no poder salir de esta espiral. Con una sensación de impotencia y miedo por estar cargándose su salud.

Se imaginaba en unos años tomándose 17 pastillas en cada comida y con dolores en todos los sitios imaginables. Sin energía ni ganas de hacer nada.

Y sinceramente, se sentía incapaz de cambiar.

No tenía fuerza de voluntad para cuidarse.

Y además, no tenía tiempo.

Pero al cabo de un tiempo, un día le pasó una cosa que la dejo pasmada.

No le apetecían las pastas que habían traído a la oficina (ese día en concreto eran mini cruasanes y palmeritas).

Y no es que tuviera que lidiar y controlar al monstruo toda la mañana.

No.

Simplemente, decidió que no quería. No le apetecían. Eligió no comerlas.

Y chin pum.

Se dio cuenta de que su cabeza había hecho un click.

Ya no veía esas pastas como una tentación irresistible. Como una invitación a pecar.

Ella elegía no comerla (y algún día elegía que sí, sin culpas).

Igual que elegía entrenar en casa cada día 15 minutos para estar ágil y en forma.

Igual que elegía dormir suficiente y permitirse descansar.

Igual que ahora sabía cómo lidiar con sus emociones sin querer huir pitando.

Simplemente, elegía cuidarse y lo hacía de verdad y disfrutando.

Y ese click no fue casual ni de un día para otro.

¿Sabes qué hizo Eva para aprender a cuidarse y hacerlo de verdad?

Se vino al Club.

Quiero presentarte el Club Cuídate. Un programa de suscripición mensual para mujeres que quieren transformar sus hábitos y su estilo de vida paso a paso, sabiendo cómo hacerlo y en compañía. 

Eva y todas esas mujeres que pasan del pastel en las fiestas sin pestañear, no lo hacen a base de fuerza de voluntad.

No.

La fuerza de voluntad es un recurso limitado y no podemos sostenernos en ella porqué se agota.

Las claves son simples y conseguirlo no es tan difícil como te parece:

  • TUS HÁBITOS

  • TU MANERA DE PENSAR

Déjame contarte qué puedes encontrar en el Club Cuídate y cómo puede ayudarte. 

  • En el club te damos las herramientas y el paso a paso para que consigas el estilo de vida que quieres, sin excusas.

    – Sabrás comer sano y lo disfrutarás, incluso seguro que le cogerás el gusto a esto de cocinar (lo justo).

    – Sin darte cuenta, encontrarás la manera de meter movimiento y ejercicio en tu día a día sin tener que pedir un milagro al universo de regalarte días de 25 horas y sin que te frene la pereza.

    – Verás también que descansar es importante y si lo haces bien, mola mucho, la energía que te da.

  • Como eres una mujer que vas como pollo sin cabeza, lo primero, te facilitamos la vida.

    – Con menús semanales que incluyen una lista de la compra y recetas fáciles y ricas, aptas para toda la familia. (Incluso te decimos cómo adelantar trabajo durante el fin de semana para que puedas respirar de lunes a viernes y tengas igualmente cenas deliciosas).

    – También tienes descuentos súper chachis para tiendas y productos.

  • Basta de confusión y de acabar haciendo lo que te da la gana porqué tienes un lío monumental sobre si se puede comer gluten o no, si los yogures son la repera o el demonio, si la fruta engorda o si huevos no que suben el colesterol.

    – Allí estoy yo para responderlo todo y decirte lo que te servirá a ti.

    – Todas las preguntas que quieras, siempre que quieras, allí mismo en el grupo de Facebook, las dejas y te contesto enseguida. Guay, ¿no?

  • Y además, también aprenderás todo lo que necesitas para cuidarte cada vez más y mejor.

    – En el webinar que hacemos cada mes de algún tema práctico y muy útil para ti.  . Todos los webinars pasados, están allí en el grupo de Facebook, bien ordenaditos, incluído uno en el que te cuento la manera de acelerar la pérdida de peso. Y cada 2-3 meses el webinar lo hace un experto, como Gloria Cornet que nos enseñó a entrenar la calma

    – Y en la sesión de preguntas y respuestas en directo conmigo. Una vez al mes, en directo, contesto todas tus dudas.

  • Hablando del peso, te olvidarás de las dietas y dejarás de tener pesadillas con ellas. Una vida sana es lo que te lleva a tu peso sano, sin sentir que te estás esforzando y sacrificando. No hay trucos ni milagros. Se trata de ir viviendo tu vida sana, como está haciendo Maria que ya lleva 17kg perdidos. Es eso o seguir como hasta ahora sin hacer nada y viendo cómo el número de la báscula y tu desesperación no paran de subir.
  • Y te enseñamos como hacer oídos sordos a tus excusas y pasar a la acción.

    – Con retos divertidos cada mes (que incluyen premio) y

    – Un trabajo semanal que te irá acercando a tus objetivos. La manera paso a paso de ir consiguiendo pequeñas y grandes cosas sin abandonar y quedarte por el camino.

  • Descubrirás las claves para no tirar la toalla y no es a base de tener la fuerza de voluntad, sino que está en tu mente. Tu mente poderosa que puedes usar a tu favor con estas claves.
  • ¿Y sabes qué haces cuando entras en el Club Cluídate y luego una vez cada mes? Un test. Yo soy muy empollona y me gustan los exámenes. Pero este no se puede hacer bien o mal. Sirve para que veas exactamente dónde estás ahora y qué tienes que hacer para avanzar hacia tu vida sana y feliz.
  • “Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos, camina acompañado”. Pues eso. En el Club los cambios son posibles porqué es una tribu en la que nos comprendemos, nos apoyamos y compartimos. Para llegar lejos, muy lejos. Cada una a su destino.
  • Y no nos olvidemos de tus emociones. También son hábitos y también se entrenan. Descubre cómo vivirlas sin querer huir pasando por la nevera en el camino.

¿Realmente soy capaz de cuidarme y perder peso de verdad? ¿Puedo lograr sentirme fabulosa y saludable??? 

Sí, eres capaz. Si tienes el acompañamiento de una experta, la compañía de una comunidad de mujeres revolucionarias que queremos cuidarnos y querernos y las herramientas para pasar a la acción.

ME UNO AL CLUB

POR SOLO 35€/mes

(Sin permanencias, puedes darte de baja en un solo click o enviándome un email)
SÍ, QUIERO CUIDARME DE VERDAD

Alimentación

Ejercicio

Descanso

Emociones

…para una vida feliz

PREGUNTAS FRECUENTES

Si puedes sacar 10 minutos al día para el club aprenderás a incorporar en tu día muchos hábitos que te harán tener mucha más energía. Además sabrás cómo incorporar estos hábitos saludables en tu vida y tu sensación de bienestar se multiplicará. Eso sí, sin implicación no hay resultados. Si te apuntas y no haces nada, no pasará nada. Así de simple.
No hay ninguna prisa. Puedes centrarte en lo que vamos trabajando el mes que empieces y toda la información extra está disponible para ti para cuando la necesites. No te engañaré, al principio puedes sentirte un poco perdida. Pero enseguida le coges el truco. La actividad principal se da en un grupo de Facebook que seguro que ya sabes cómo usar, y los primeros días te voy guiando paso a paso a través de varios emails.
En el club conseguirás transformar tus hábitos y tu relación con la comida y tu cuerpo y eso te llevará a tu peso sano poco a poco. Podrás hacer todas las preguntas que necesites para encontrar los hábitos que te sirvan a ti. Respondo de manera personal todas y cada una de las preguntas. Esto no lo delego ni lo delegaré.  Te sentirás guiada por Natàlia y acompañada por las otras mujeres de la tribu.
No pasa nada. Los webinars y sesiones de preguntas y respuestas quedan grabadas y puedes hacerme las preguntas que quieras antes de la sesión para que las conteste durante la clase.
Muy fácil. Cuando quieras darte de baja del Club, puedes enviarme un e-mail o cancelar tu suscripción a través del link que recibes al darte de alta.
El precio nunca es un problema es cuestión de prioridades. Piensa en lo que te está costando ahora estar en esta situación: el desgaste emocional que supone saber lo importante que es cuidarse y no estar haciéndolo. El efecto sobre tu salud y tu bienestar. Lo que te estás gastando en dietas, productos y demás. Lo que podrás gastarte en tratamientos de dolencias que puedes prevenir cuidándote. Piensa y decide si te compensa.

ME UNO AL CLUB

POR SOLO 35€/mes

(Sin permanencias, puedes darte de baja en un solo click o enviándome un email
SÍ, QUIERO CUIDARME DE VERDAD

Si quieres saber más sobre mi, soy Natàlia Calvet, coach y experta en hábitos saludables.

Ayudo a mujeres hartas de dietas y de que la comida controle su vida, a aprender cómo comer, cómo moverse, cómo descansar y cómo gestionar sus emociones para sentirse fantásticas en su cuerpo y en su mente.

Siempre me ha fascinado el efecto que tiene en nuestro cuerpo y nuestra mente todo lo que hacemos cada día.

He creado el club CuídaTE porque sé que vivimos en un entorno hostil que nos empuja a comer mal, a no movernos, a ir estresados y a dormir poco y mal . Se que cuidarse, hoy, es ser un poco “friki” y que a veces te sientes muy sola y poco comprendida cuando decides que tu bienestar y tu salud son importantes para ti.

Yo soy una friki. Soy una friki que me cuido. Desde siempre. Mi familia y mis amigos ya están acostumbrados y no me miran muy raro.

Quiero crear la revolución de las frikis que quieren cuidarse. Contribuir a que las personas cojan las riendas de su salud para vivir y disfrutar la vida que desean.

Que no nos miren raro.

Que los raros empiecen a ser los que comen patatas fritas a todas horas, no se levantan del sofá y te dicen “de algo hay que morir”.

Con el CLUB quiero que sepas exactamente qué tienes que hacer para cuidarte. Pero, más importante aún, quiero que tengas las herramientas para pasar de la teoría a la práctica y cuidarte de verdad. También quiero que te sientas acompañada y arropada por otras “frikis” como tú.

ME UNO AL CLUB

POR SOLO 35€/mes

(Sin permanencias, puedes darte de baja en un solo click o enviándome un email
SÍ, QUIERO CUIDARME DE VERDAD

¿Tienes dudas? Hablemos por wapp