NO ES TU FALTA DE FUERZA DE VOLUNTAD, SON TUS HORMONAS

Soy Natàlia Calvet, coach y experta en hábitos saludables. Trabajo con mujeres con poco tiempo y mucho trabajo que quieren perder peso de manera permanente y saludable y sentirse tranquilas y fantásticas en su cuerpo y su mente.

Si quieres que te envíe emails molones dónde te cuento historias y te ayudo a mejorar tu alimentación, tu ejercicio, tu descanso y tus emociones, puedes hacerlo aquí.

Además, te mando un video en el que te explico porqué tus hormonas te están obligando atracar la caja del chocolate cuando llegas a casa y qué hacer al respecto

Envíame el video gratis

Mira, hacer dieta no sirve de nada.

No lo digo yo.

Lo dicen todos los estudios que se han hecho, dónde se ve que más del 90% de las personas que hacen dieta recuperan el peso perdido en menos de un año.

Más unos kilos extra, cortesía de nuestras hormonas alteradas.

La respuesta tampoco es la fuerza de voluntad.

No puedes conseguirlo solo a base de fuerza de voluntad.

¿Entonces?

MENTE Y HÁBITOS. HÁBITOS Y MENTE

Te voy a contar la historia de Ana.

Ana parecía que vivía en el día de la marmota.

Cada día se levantaba y se prometía a si misma que ese día iba a seguir la dieta. Sin una sola excepción. 

Se sentía fatal por cómo comía y por el ejemplo que le estaba dando a sus hijos. Además, el número de la báscula no paraba de crecer.

Ana hacía unos esfuerzos terroríficos en el trabajo para ceñirse al plan, sobretodo en el impresionante bufete del mediodía. Pero conseguía, contenta, no tomar pan, ni flan.

Cuando llegaba a casa era como si hubiera subido el Everest.

Y entonces ocurría.

No podía aguantar más y todas sus buenas intenciones se iban al traste. 

Se iba directa a la caja del chocolate y luego a la de las galletas.

Y eso, un día tras otro. Un día tras otro.

Tristemente, la historia de Ana es la de muchas personas.

Personas cuyo problema no es la falta de fuerza de voluntad, sino sus hormonas alteradas.

He preparado un video dónde encontrarás las claves para escapar de este día de la marmota sin fin.









Te envío un video en el que te cuento porque tus hormonas hacen que comas sin parar.

Además recibirás un e-mail casi DIARIO con trucos, ideas e inspiración para una vida sana.

También te voy a ofrecer mis programas por si quieres que te ayude mejor.

Si no te gusta te das de baja y ya está.

Natàlia Calvet Coach y Experta en Hábitos Saludables te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Natàlia Calvet Escribano (Natàlia Calvet Coach y Experta en Hábitos Saludables) como responsable de esta web.Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios.Legitimación: Consentimiento del interesado.Destinatarios: Infusionsoft. Ver política de privacidad de Infusionsoft. Derechos:Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@nataliacalvet.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.nataliacalvet.com, así como consultar mi política de privacidad.

Y NO,

Yo no te enseñaré a perder 10kg en 2 días, ni te ofrezco una pastilla mágica que deshace la grasa sin esfuerzo, ni un ritual de luna llena para solucionar tu ansiedad por comer milagrosamente, ni a tomar batidos verdes a todas horas que te dan poderes sobrehumanos.

Conseguir resultados no va de eso.

Todo pasa por transformar tu estilo de vida y transformar también tu manera de pensar.

Y el entorno en el que vivimos nos lo pone muy, muy difícil, con productos perjudiciales y adictivos en todos lados y impulsándonos a no movernos del sofá y a ir como pollo sin cabeza.

Cuidarse hoy es ser un poco friki. La gente no te entiende y te miran raro.

Por eso estoy creando la revolución de las frikis que queremos cuidarnos.

Te enseño las herramientas y el método eficiente y probado para conseguirlo.

Estoy muy orgullosa de la tribu de mujeres revolucionarias que ya se han unido. Mujeres que ya no miran la báscula, que se sienten cómodas y seguras en su cuerpo y su mente. Qué caminan con paso firme creando la vida que quieren para ellas. Que disfrutan de su vida sana.

Si has llegado hasta aquí y todavía no has abandonado la página, ni me has dejado tu email por lo que no estás flipando con el súpervídeo que te he preparado, será que quieres conocerme un poco más:

SOBRE MI

«Después de años peleándome con la comida, sabiendo que si me comía una patata, una croqueta o si probaba un pequeño dulce, no iba a ser solo uno, sino la bandeja entera porque no era capaz de parar; he conseguido lo que me parecía imposible: comer con tranquilidad, comer solo hasta que dejo de sentir hambre. Hace unos meses, me hubiese terminado lo que había en el plato por el simple hecho de que “había que comerse lo que te servían”; aunque eso significase sentirme enferma el resto del día.
El que no está en esta situación creo que no puede apreciar la alegría que siento cuando me queda una cuarta del plato y digo “fin, no tengo más hambre” o cuando te ofrecen algo que antes te provocaba una necesidad absoluta y no era capaz de negarme (aún sin tener hambre) y, ahora, soy capaz de identificar si me apetece o no, si tengo hambre o no, si prefiero comerlo o no. Antes era incapaz de decidir, me podía la NECESIDAD de comerlo (y sentirme mal después por haberlo hecho). Así que, como puedes apreciar, recomiendo trabajar con Natàlia al 100%. Para mi, ha sido mi salvavidas.
Gracias Natàlia!»

Carmen

«Desde que empecé a seguirte, hace aproximadamente un año, me atrajo de verdad la idea de liberarme de las dietas para siempre, por que siempre me he sentido atada a ellas en un vaivén constante . Después de estas 8 semanas me siento genial, con la forma de enfrentar todos los aspectos de mi día a día que me has enseñado, he podido tomar las riendas y empezar un nueva etapa que me ilusiona y me da seguridad en mis posibilidades. Gracias Natalia.»

Cristina

Desde que te conozco me va mejor que genial. Desintoxicada del azúcar, con 24 kilos menos, sin probar nada «artificial» en mi dieta. Y así sigo. Feliz. Me diste una enseñanza sólida en emociones (nunca antes había prestado atención a esa faceta), me enseñaste como afrontar un «mal momento» sin refugiarme en la comida. Obtuve las herramientas necesarias para que lo que ocurre a mi alrededor (bueno o malo) no influya en mi alimentación; no suponga un retorno a una alimentación poco saludable que, de facto, no arregla absolutamente nada, (más bien al contrario). Mi mayor miedo antes de empezar era fracasar (una vez más), pero no fue así. Gracias por tanto, tantísimo, Natàlia. No sé cómo lo hiciste… pero funcionó.

Anabel