Te resumo mi trabajo.

Ayudo a mujeres maravillosas a hacer aquello que todos sabemos que deberíamos hacer pero no lo llevamos a la práctica: comer sano, hacer ejercicio, descansar bien y aprender a gestionar nuestras emociones.

¿Y para qué?

Porque es la única manera en la que podemos vivir y disfrutar la vida que deseamos.

Si tu no estás al 100%, no puedes disfrutar tu vida. Es así.

Puede que quieras una vida tranquila, con la familia, un trabajo que te guste y te de para hacer unas buenas vacaciones.
Puede que quieras viajar por todo el mundo con una mochila.
Puede que quieras ser la directora general de una gran empresa.
Puede que quieras una familia feliz y ser un buen ejemplo para tus hijos.

Da igual,

Quieras lo que quieras tienes que encontrarte genial en tu cuerpo y tu mente para lograrlo y yo te ayudo a ello.

Y además, te enseño a disfrutarlo.

Vivir una vida sana no es un sacrificio. No te estás perdiendo nada. Es lo que aprenden todas las mujeres a las que ayudo.

¿Quieres que lo comparta contigo también?

Te envío un video en el que te cuento porque tus hormonas hacen que comas sin parar.

Además recibirás un e-mail casi DIARIO con trucos, ideas e inspiración para una vida sana.

También te voy a ofrecer mis programas por si quieres que te ayude mejor.

Si no te gusta te das de baja y ya está.









INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable:
 Natàlia Calvet Escribano(Natàlia Calvet Coach y Experta en Hábitos Saludables)
Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@nataliacalvet.com.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Mi historia…

Todo empieza una tarde de viernes aburrida en segundo de BUP. El tutor nos dejó por allí unas revistas y folletos para que pensáramos que «queríamos hacer de mayores».

Entonces la vi. La portada de una revista con una chica en bata blanca mirando un queso por un microscopio. Y hablaba de la carrera que me alucinó y decidí estudiar: ciencia y tecnología de los alimentos.

Siempre me había interesado el mundo de la salud y la alimentación. Me apasiona descubrir y entender el funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra mente y nuestra capacidad de influir en él con todo lo que hacemos en nuestro día a día.

Ya entonces era un poco friki, era joven y me esforzaba por comer bien, por hacer ejercicio, no fumaba ni bebía…

Luego, con 20 años, me diagnosticaron diabetes tipo I y eso fue un cambio importante en mi vida, entraron en juego la insulina y el control total de mi alimentación, el ejercicio y mucho más para mantener mis niveles de azúcar en rango. Hacer de páncreas 24 horas al día no es nada fácil, ¡ya te lo digo! Me reafirmó aún más en lo importante que es cuidarnos y hacerlo bien para estar en las mejores condiciones para poder vivir y disfrutar la vida que queremos. He vivido y sigo viviendo mi vida tal y como he querido y quiero, ni la diabetes ni nada me ha frenado nunca: de vivir en el extranjero, de viajar por todo el mundo, de desenvolverme bien en una profesión ejecutiva exigente, de emprender y crear mi propio negocio, de tener 4 hijos, de disfrutar de partos naturales y lactancias prolongadas…

felicitat_ene2015Más tarde cuando mis hijos Max, Linus y Nico eran pequeños, en casa comíamos según las premisas que me habían enseñado en las clases de nutrición en la universidad, para ellos y para nosotros. Una alimentación rica en hidratos, con verduras, no muchas proteínas (no vaya a ser que se te joda el riñón) y pocas grasas que son malas y engordan.

Y la verdad, les daba de comer cosas que ahora no entran en mi casa ni regaladas. Todavía no era coach de salud y creía que comíamos sano.

Me había dejado engañar.

Entonces empecé a oír cada vez más a hablar del azúcar y empecé a investigar.

Casi me coge un pasmo. Y me indigné.

Cambiamos la alimentación de toda la familia.

Me sentí como si me hubieran clavado un puñal por la espalda. Indignada y estafada por la formación que me habían dado en la universidad, por lo que me recomendaban comer los médicos siendo diabética tipo 1, por los anuncios de la tele…

En fin.

Ese es el motivo por el que decidí emprender y ahora trabajo para divulgar lo que es comer sano, de verdad.
Y cómo cambia tu vida cuando lo haces.

Yo creo que todos tenemos la libertad y responsabilidad de decidir cómo queremos vivir nuestra vida. Me da la sensación que la inercia general es poner el piloto automático y hacer aquello que se espera de nosotros, sin pararnos a pensar realmente qué es lo que queremos, enlazando una cosa tras otra en nuestro escaso tiempo. Para mi el primer paso es ponerte tu delante; quererte y cuidarte al máximo para luego decidir cómo quieres vivir tu vida y disfrutarla a tope. Si tu no estás bien, no te sientes bien, no te encuentras bien, ¿cómo vas a poder disfrutar de la vida que quieres para ti?

Hábito arsitóteles

Quiero ayudar a miles de mujeres a transformar sus hábitos y su mentalidad, a sentirse fantásticas en su cuerpo y a tener una relación sana con la comida y con su cuerpo. Quiero que miles de mujeres empiecen a cuidarse para poder vivir y disfrutar la vida que desean. Con consciencia, decisión y alegría.

¿TE UNES A LA REVOLUCIÓN?

¡ME UNO A LA REVOLUCIÓN!