En mi último artículo, hablamos de las excusas que te dices para no llevar una alimentación saludable . Seguimos con esta serie de excusas. Hoy, toca el turno a lo que nos inventamos para no hacer actividad física. Sabemos que movernos es esencial no solo para nuestra salud sino para nuestro bienestar. Está demostrado que al hacer ejercicio liberamos endorfinas y nos sentimos bien… Pero saberlo no es suficiente. Cada vez que te propones salir a correr o ir (hoy, sí) al gimnasio, te asaltan miles de excusas. Recuerda que tu mente quiere que te quedes en tu zona de confort, haciendo lo de siempre… Por eso te inventas excusas como:

No tengo tiempo de hacer ejercicio

Te diré exactamente lo mismo que te dije con la alimentación. ¿De veras? ¿Miras la tele? ¿Te conectas a Facebook/Twitter cada día? Entonces sí que tienes tiempo. No es una cuestión de tiempo, es cuestión de prioridad.

No me gusta ir al gimnasio

Lo importante es mover tu cuerpo. No estamos diseñados para pasar horas sentados… de la silla de la oficina al sofá a la cama y vuelta a empezar… Si no te gusta ir al gimnasio existen miles de opciones para moverte: ir en bici, patinar, bailar (salsa, swing, flamenco, danza del vientre…), jugar al baloncesto, nadar, malavares…  Y si no te apetece nada, caminar es una opción cómoda, barata y útil. ¡A moverse!!!

No tengo bambas ni ropa adecuada 

Vale, pues esta es tu primera misión. Conseguirlas. ¿Cuándo lo harás? ¿Esta tarde?

Estoy muy cansad@… 

Llevamos todos un ritmo de vida muy acelerado, pero ¿sabes cuál es la clave para tener mucha energía? Cuidarte: comer bien, hacer ejercicio, dormir suficiente y saber gestionar tus emociones. Así que el ejercicio te ayudará a no sentirte tan cansad@ y a tener más energía. Te sentirás más ágil y fuerte y eso es maravilloso.

Ya lo haré más adelante… 

¿Cuándo tus hijos sean mayores en 15 años? ¿Cuándo te jubiles? ¿Cuándo acabes este proyecto? NO. Empieza ahora aunque sea dedicándole 10-15 minutos. Solo tenemos un cuerpo y tenemos que cuidarlo. Ganarás en calidad de vida y en salud.

No es tan grave…

Sí. Si que es grave. Y no lo digo yo, lo dice la OMS. Es para replanteártelo…

Se ha observado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Además, se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica.

 

De algo hay que morir…

Esta es la peor de las excusas. ¿Me estás diciendo que prefieres no buscarte el tiempo para moverte a vivir con una buena calidad de vida ahora y en el futuro? ¿Prefieres envejecer diabético, con sobrepeso, con hipertensión?

 

No se como empezar

Puedes empezar proponiéndote un objetivo pequeño y cumpliéndolo. También puedes buscar una actividad que te guste. O puedes ir a comprarte unas bambas. Empieza y no pares.

Mañana voy seguro…

Como dice el proverbio, “mañana es el día más ocupado de la semana”. No pospongas, no sirve de nada. En hábitos saludables cada pequeña elección cuenta. Mañana vas seguro, pero hoy también.

Así que… basta de excusas… Empieza ya a moverte. Tu cuerpo, tu mente, tu bienestar y tu salud te lo agradecerán… ¡y mucho!!!

Ahora te toca a ti… ¿Qué excusas te pones para no hacer ejercicio? ¿Qué te dices y te crees?