Ya está aquí, ya llegó la Navidad y con ella las comidas abundantes, los postres deliciosos, las sobremesas larguísimas, las tardes en el sofá…

Parece que Navidad y vida sana son términos contrapuestos… ¿Pero, es eso verdad?

Yo creo que vivir una Navidad saludable SÍ es posible.

¿Quieres algunas ideas para vivir y disfrutar de una Navidad saludable?

  1. No llegues con hambre a las comidas. Puedes tomar una fruta antes.
  2. Aprovecha estos días para llegar a la recomendación de consumir, MÍNIMO, 5 raciones de frutas y verduras cada día.
  3. Durante la comida, se moderado.
  4. Escoge verduras y ensaladas de primero y de acompañamiento.
  5. Come muy despacio, dejando el cubierto entre bocado y bocado y saboreando cada pedazo.
  6. Controla el tamaño de las raciones, especialmente de los postres.
  7. Evita el pan.
  8. Si el menú es muy potente (canelones y pollo asado), decántate por uno de los 2 platos.
  9. Fuera de las celebraciones, realiza comidas saludables com muchas verduras y fruta.
  10. Disfruta de la comida pero pon tú foco en gozar de la compañía y las conversaciones.
  11. Limita el consumo de alcohol, acompaña tus comidas con agua.
  12. Planifica en qué momentos vas a ir al gimnasio o a hacer deporte.
  13. Sal a pasear cada día 30 minutos, si es en compañía mucho mejor.
  14. Organiza actividades de movimiento con la familia: excursiones, patines, bicicleta, piscina…
  15. Duerme las horas que necesitas.
  16. Cuando te sientas estresad@, respira profundamente varias veces.
  17. Se consciente y disfruta de todos los momentos.
  18. Por la noche, piensa en las 3 cosas que más has disfrutado de tu día.
  19. Por la mañana, piensa qué quieres para el día de hoy.

Espero que te gusten estas ideas y me cuentes tus experiencia cuando las pongas en práctica. Aprovecho para desearte una fantásticas y saludables fiestas 🙂

¿Te ha gustado este artículo? Me encantará que compartas tus comentarios y opinión más abajo.